Economía y Finanzas

El costo de endeudarse con la tarjeta de crédito y/o un préstamo personal

17 septiembre, 2018
El Programa de Estudios Tributarios e Impositivos para la Administración Pública de la Defensoría del Pueblo porteña elaboró un informe donde se comparan los tipos de interés que debés tener en cuenta a la hora de endeudarte a través de tu tarjeta de crédito y/o un préstamo personal tradicional.
  • Economía y Finanzas

En un escenario como el actual, caracterizado por alta incertidumbre y pronunciada volatilidad económica, es habitual que las familias sientan la necesidad de refinanciar sus consumos en el tiempo. Para satisfacer esta necesidad de financiamiento de consumo, una familia podría elegir financiarse con la tarjeta de crédito o tal vez solicitar un préstamo personal, entre otras opciones.

¿Cuáles son las consecuencias de optar por el “pago mínimo” en la tarjeta de crédito?

Esta opción, en un escenario de tasas altas como el actual, puede llegar a generar mayores problemas de solvencia a futuro para las unidades familiares.  Según publica Ámbito Financiero el 31/08/2018, el costo de financiarse a través del pago mínimo de la tarjeta de crédito podría subir al 120% anual. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

Al momento de endeudarnos a través de un préstamo o con las cuotas de la tarjeta de crédito, no solo se debe tener en cuenta la tasa anual, sino también otros gastos asociados al préstamo, que incidirán en el valor que finalmente se pagará por ese préstamo.  Estos otros gastos, comúnmente serán: seguro de vida, comisiones, gastos administrativos y otros. 

La tasa de interés es el precio principal del préstamo del dinero o de la financiación a través de la tarjeta de crédito.  A esa tasa de interés, se le suman los demás gastos asociados con el préstamo, y el resultado será el Costo Financiero Total de la operación.  Pero, además es importante saber si la capitalización del préstamo es mensual o no.  Si la capitalización es mensual, habremos de tener en cuenta que la tasa nominal anual no ha de ser igual a la tasa efectiva anual.  Veamos, en primer lugar, las definiciones específicas de estos conceptos para diferenciarlos entre sí.

TNA: la tasa nominal anual es el precio principal del préstamo de dinero, es un valor de referencia que se utiliza para las operaciones financieras. Lo que una persona realmente paga en los préstamos o cobra en los depósitos es la tasa efectiva, que se calcula a partir de la nominal, siempre que no existan otros costos adicionales. 

TEA: la tasa efectiva anual es aquella a la que efectivamente está colocado el capital. La capitalización del interés en determinado número de veces por año da lugar a una tasa efectiva mayor que la nominal. De esta manera, para conocer cuál es el interés que se ha de pagar en un año, se debe saber cuántas veces capitaliza por año, y a qué tasa, para luego conocer la TEA.

CFT: el costo financiero total es el último número a tener en cuenta al evaluar la toma de un préstamo o cualquier tipo de financiación. Este se determina agregando a la tasa de interés los cargos asociados a la operación, cualquiera sea su origen. Hemos de tener en cuenta que en aquellas operaciones donde la TNA sea 0%, puede que el CFT sea positivo por otro tipo de gastos (seguros, comisiones, impuestos y demás).

¿Cuál es la mejor manera de financiarse?

Desde el Programa de Estudios Tributarios e Impositivos para la Administración Pública de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires se acerca la siguiente comparación de tasas vigentes tanto para préstamos personales, como para la financiación vía tarjetas de crédito.

En este primer cuadro se muestran los costos financieros totales para la financiación con tarjetas de crédito (en pesos) en una o más cuotas de ciertos bancos seleccionados.  De esta manera vemos que el costo financiero total de financiar consumos a través de las tarjetas de crédito difiere entre bancos. Los costos más bajos son para los bancos de carácter público; como el Banco Nación, Banco Ciudad y Banco Provincia.

El segundo cuadro muestra las TNA junto con el CFT de cada uno de los bancos seleccionados, para el período vigente (septiembre 2018). Podemos apreciar claramente la diferencia, para cada una de las entidades emisoras de las tarjetas de crédito, entre la TNA y el CFT. De esta manera, para una tarjeta de crédito emitida por el Banco Nación, tenemos una tasa nominal anual del 32.90% y un Costo Financiero Total del 55.26% para adelanto en efectivo, en una cuota (tasa variable). Para el mismo banco emisor, cuando se trata de financiación a 30 días, la TNA se mantiene en 32.90%, pero el CFT es del 47.96%. La TNA y el CFT más alto de esta selección de entidades bancarias, está representado por el Banco Francés; con 57.71% y 97.49% para TNA y CFT, respectivamente.

Si la opción elegida fuera la de un préstamo personal para fines diversos, hemos de tener en cuenta las mismas variables que tuvimos en cuenta antes, para comparar y tomar una decisión; a saber, la tasa nominal anual, y el costo financiero total. En general, las condiciones a las que se accede a un préstamo personal mejoran cuando el individuo es cliente del banco y/o cobra sus haberes en el mismo. Dentro de estas mejores condiciones podemos encontrar, tanto mejores tasas (más bajas), mayores plazos, o mayores montos. Por supuesto, estas condiciones serán específicas de cada entidad bancaria, y del tipo específico de crédito que se esté solicitando.

En el tercer cuadro se presentan las Tasas Nominales Anuales (TNA) de una selección de préstamos personales de algunas entidades bancarias, entre públicas y privadas. De esta manera, se observa que el Banco Ciudad presenta la menor tasa de la selección, para su línea Ciudad Veloz Plan Sueldo a tasa variable. La mayor tasa de esta selección, corresponde al Banco Hipotecario con un 75% de TNA.

Por su parte, en el cuarto cuadro se presentan los Costos Financieros Totales (CFT) comparados para las mismas líneas de préstamos de las entidades bancarias seleccionadas. Recordemos que, a la hora de tomar la decisión de tomar un crédito, la tasa a la que debemos prestar atención es la correspondiente al CFT, dado que no solo toma en cuenta el costo directo del dinero, sino también los otros gastos asociados al préstamo (seguros, comisiones, gastos administrativos). Así, se distingue que el menor CFT de la selección corresponde a la línea Ciudad Veloz Plan Sueldo tasa variable del Banco Ciudad, con un 70.58%. Por su parte, el mayor CFT se corresponde a la línea del Banco Hipotecario Plan Sueldo a tasa fija, con un 148.18% de CFT anual.

Descargar informe

Últimas Noticias