Diversidad - Género

Segundo encuentro del ciclo “Estrategias para la prevención de femicidios”

22 octubre, 2021
La jornada fue coordinada por el Programa de Atención de Niñez, Adolescencia y Género de la casa y contó con la participación de representantes de distintos organismos e instituciones.
  • Diversidad
  • Género

En esta oportunidad, la directora del Centro de Derechos Humanos de la institución, Alessandra Cutuli, se refirió a la labor que llevan a cabo en lo concerniente al patrocinio jurídico gratuito especializado en violencia de género y la asistencia a mujeres en situación de violencia. “En lo cotidiano la premisa constitucional de que la justicia es para todos desaparece con facilidad, desde el momento en que muchas personas no pueden acceder sin antes cumplir muchos requisitos”, observó Cutuli y agregó que “el acceso al sistema judicial para muchas personas es dificultoso como así también el costo de honorarios o el acceso al sistema judicial”, especialmente para personas en situación de vulnerabilidad.

Además, abordó un problema recurrente que afecta a las víctimas: las distancias geográficas para acceder a las instituciones que brindan asesoramiento y las barreras culturas y lingüísticas con las cuales se encuentran ante la justicia. Cutuli consideró que “crear un fuero o fueros específicos en la justicia podría ser una buena medida, para ello se podrían crear secretarías especializadas en género”.

A continuación hizo uso de la palabra la coordinadora general del Centro de Justicia de la Mujer y responsable del seguimiento de los casos de violencia por motivos de género, Eliza Betzel, quien brindó detalles sobre la atención a mujeres e integrantes de la comunidad LGBTIQ+: “Tratamos de coordinar con todos los organismos que la integran, llevamos a cabo una economía emocional y de tiempo en las personas que se acercan al centro”. En este sentido, destacó que su trabajo “es importante porque es una forma de prevención de los femicidios. Como acceso a la justicia logramos hacer intervenciones efectivas con la profundidad que requiere el problema” e indicó que la principal dificultad con el que se encuentran las vícitmas está vinculada con la situación habitacional, ya que “si una mujer sale de su casa, el Estado no le brinda insumos para seguir con su vida”.

Por su parte, la también coordinadora general del Centro de Justicia de la Mujer y responsable del seguimiento de los casos de violencia por motivos de género, Julieta Costa Díaz, admitió que “se pueden mejorar cosas pero se necesita un Poder Ejecutivo que acompañe a las mujeres tanto en asistencia psicológica como patrocinio jurídico gratuito y, desde la justicia, una mirada más empática por quienes están viviendo esa situación”.

Sobre los problemas de investigación sobre esta problemática, el licenciado en Criminalística y docente de las cátedras de Criminalística y Taller de Técnicas Periciales 1 y 2 de la carrera de Criminología y Ciencias Forenses de la Universidad Nacional de Río Negro, Eduardo Prueger, consideró que existe una “injusticia epistémica, falta de perspectiva de género a la hora de abordar las investigaciones de los femicidios, transfemicidios y travesticidios como así también erróneas interpretaciones de los indicios que expresan violencia de género”. Asimismo, señaló que “la investigación de homicidios en nuestro país se funda en una base testimonial, lo cual sabemos que es insegura y muy limitada. La falta de formación científica en los equipos de investigación es notoria donde quien recupera la información no está formado en aspectos básicos de la investigación criminalística y hay una falta de protocolos estandarizados que regulen las tareas y procedimientos, un ejemplo de ellos es el estudio que se aplica en las prendas de vestir”.

Finalmente, la abogada de la Asociación Civil La Casa Del Encuentro, Pamela Lodola, aseguró que “es importante que se aplique la Educación Sexual Integral (ESI) en los establecimientos educativos porque deconstruirnos como sociedad ayuda a erradicar los femicidios y transfemicidios”, así como la implementación y seguimiento de la Ley Micaela, de capacitación obligatoria en género y violencia para todas las personas que se desempeñan en la función pública de los tres los poderes del Estado. Por otra parte, aseveró que es fundamental preguntarse “¿cuál es la mirada que tiene la justicia con estas causas de violencia de género? Porque muchos femicidios suceden cuando se han hecho denuncias. ¿Cuánto se investiga? Hay que reformular las investigaciones en torno a estos delitos”.

La próxima fecha del ciclo será el 28 de octubre, con la presencia de referentes de organismos que trabajan sobre la problemática de los femicidios.

Últimas Noticias