Economía y Finanzas

Relevamiento de costos de créditos al consumo del mes de septiembre: tarjetas de crédito y préstamos personales tradicionales

7 octubre, 2021
El Programa de Estudios Tributarios e Impositivos para la Administración Pública de la Defensoría del Pueblo porteña continúa relevando los costos de financiamiento de los créditos al consumo. Para el mes de septiembre el costo financiero total promedio de los préstamos personales ofrecidos por la banca pública fue del 71%, mientras que la banca privada promedió en 122%. Para las tarjetas de crédito, los bancos públicos promediaron un CFT del 51%, mientras que los privados un 60%.
  • Economía y Finanzas

Durante el mes de septiembre pasado los costos de financiamiento de los consumos realizados con tarjetas de crédito se mantuvieron estables.  La tasa nominal anual de interés (TNA), que es aquella que se paga en términos anuales por el préstamo o financiación, tiene un máximo del 43% según lo determinado por el BCRA en el texto ordenado el 25/3/21 referido a las “Tasas de interés en los mercados de crédito”. En el punto 2.1.1. (Interés compensatorio. Entidades financieras) se establece: “No podrá superar la tasa nominal anual del 43 % cuando el importe financiado por este concepto, considerando cada cuenta de tarjeta de crédito, no supere los $ 200.000.”  La mayoría de los bancos relevados, tanto públicos como privados, mantienen esta tasa máxima publicada en su oferta de financiación a través de tarjetas de crédito. Este préstamo, se activa cuando solo se abona el mínimo de la tarjeta, y el saldo pasa a convertirse en deuda del consumidor.

De esta manera, se ha de pagar un máximo del 43% anual por la diferencia entre el saldo total y el mínimo abonado ese mes.  Sin embargo ha de tenerse en cuenta que el interés final abonado por el tarjetahabiente, tendrá que ver con el costo financiero total (CFT), y en particular con el costo financiero anual de la tasa de interés efectiva anual (CFTEA). El CFT incluye además del interés directo que se aplica sobre el capital adeudado, los costos varios del financiamiento (costos administrativos, impuestos, etc.).  Así, el CFTEA es el último costo a tener en cuenta, ya que abarca no solo el CFT, sino que contiene la capitalización efectiva de la deuda (que puede ser mensual, y no anual).  Esto es, a pesar de que la TNA esta expresada en términos anuales, en la realidad la deuda con tarjetas de crédito se financia por cada mes transcurrido; por lo que cada mes se capitalizan los intereses sobre lo adeudado. Por ejemplo, si no se paga al próximo mes de haber pagado el mínimo la deuda total, entonces volverá a aplicarse el CFTEA para el mes siguiente.  Y esto continúa hasta que se salda la deuda.

El Banco Nación es el banco que ofrece la menor TNA del relevamiento, 40%, mientras que la TEA es de 48,23%, el CFT es de 48,21% y el CFTEA es de 60,75%.  Le sigue el Banco Credicoop con una TNA de 41%, y un CFT de 49,61%.  El Banco Ciudad se atiene a la tasa máxima determinada por el BCRA (43%), siendo la TEA de 52,59%, el CFT de 52,03% y el CFTEA no es informado en la página web del banco. La mayoría de los bancos presentan una TNA del 43%, con CFT diferenciados por sus costos administrativos diferentes.

En lo que respecta a los préstamos personales tradicionales, los costos de financiamiento continúan siendo altos.  Cada entidad financiera posee una amplia gama de oferta de préstamos, y cada uno de esos productos posee costos diferentes, que suelen depender del tipo de préstamo y del tipo de cliente. Dentro de las entidades financieras relevadas, el Banco Ciudad ofrece la menor tasa para su segmento retención de haberes, con una TNA de 47% y un CFT de 74,34%.  Dentro de los bancos que menores costos ofrecen se encuentran los tres bancos públicos, Ciudad, Provincia y Nación y el banco cooperativo Credicoop.  Los bancos privados ofrecen préstamos personales con una TNA que va desde 57% (ICBC) a 78% (Santander).  En cuanto a los CFT, el menor de los privados es de 95,53% (ICBC)  y el mayor de 149,18% (Hipotecario).

Por último, se comparan los costos de financiamiento total promedio de los créditos al consumo de la banca pública y privada, para el mes de septiembre 2021.  La banca pública presenta en promedio un CFT del 71% para los préstamos personales, mientras que la banca privada promedia en un CFT del 122%.  En lo que respecta a los CFT de la financiación de las tarjetas de crédito, la banca pública promedia un 51%, mientras que la privada un 60%.  Los pocos puntos porcentuales de diferencia, en este último caso, se deben al máximo de TNA determinado por el BCRA.

Últimas Noticias