Ambiente

La bajante del Río Paraná y la salud ambiental

4 octubre, 2021
El Ministerio de Ambiente de la Nación reconoció la competencia de la Defensoría del Pueblo en la problemática de la Cuenca del Paraná.
  • Ambiente

El Gobierno Nacional dispuso, a través del Decreto 482/21, el Estado de Emergencia Hídrica en aquellos sectores del territorio abarcado por la región de la Cuenca del Paraná que afecta a las Provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires, debido a la extraordinaria magnitud de la bajante del río y que requiere la coordinación de los esfuerzos de numerosos organismos públicos para mitigar este fenómeno hidrológico ,atender las necesidades de los afectados y cuidar el medio ambiente en general.

Como es habitual en estos casos, la Ciudad de Buenos Aires no fue considerada como parte del sistema ambiental afectado. Desde la Coordinación de Ambiente y Desarrollo Sostenible, así como desde el Observatorio Ambiental,a través de diferentes documentos se ha sostenido que el Delta del Paraná desde hace siglos avanza de manera incesante e inevitable sobre las costas de la ribera porteña. En consecuencia, la Ciudad debe comenzar a participar en la elaboración de políticas públicas referidas al manejo de la Cuenca, la cual también incide sobre los derechos de los habitantes de nuestra ciudad y de cuyo ecosistema somos parte.

En tal sentido, la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, dependiente del Ministerio de Ambiente de la Nación, invitó a nuestro organismo -por medio de la Nota 88685072-APN-SCYMA/MAD- a participar de la Mesa de Trabajo sobre cianobacterias, en el marco del Decreto 482/21 sobre la Emergencia Hídrica. Al mismo tiempo, nos solicitó opinión acerca de las capacidades que se deberían fortalecer para el monitoreo de estas cianobacterias, así como identificar los sitios deberían ser relevados para el correcto abordaje de esta problemática ante una eventual proliferación de las mismas.

Las cianobacterias contienen clorofila, lo cual les permite realizar fotosíntesis; por ello se las suele llamar "algas verde-azules" y están presentes en todo tipo de aguas. Muchas especies de cianobacterias producen toxinas que pueden aparecer disueltas en el agua, constituyéndose en un grave problema para la salud humana y ambiental.

La presencia y concentración de estas bacterias varían de acuerdo a los factores que regulan su crecimiento. Decimos que hay un bloom o floración cuando se produce un crecimiento rápido de la densidad de cianobacterias en el agua, lo cual las vuelve perjudiciales para la salud. La floración se produce por diversas causas: cuando hay un aumento del nitrógeno y el fósforo en los cuerpos de agua, elevadas temperaturas, días sinviento ni oleaje y bastante luz solar; se trata de un proceso natural, que se ha acelerado en la actualidad debido al cambio climático y a la intervención del ser humano sobre los cuerpos de agua y zona de influencia.

Últimas Noticias