Salud Mental y Adicciones

Eppica y el consumo abusivo de alcohol

21 junio, 2019
El Equipo de Promoción para la Prevención Intersectorial de Consumo de Alcohol viene trabajando y con mucha preocupación sobre el impacto producido en la salud pública por el consumo de alcohol, particularmente en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, dada su vulnerabilidad neurológica y psicosocial; y en las embarazadas por el daño potencial al embrión.
  • Salud Mental y Adicciones

EPPICA es una red de la que participa la Defensoría del Pueblo de la CABA junto a 37 referentes de entidades tales como la Sociedad Argentina de Pediatría; la Fundación Trauma; la Asociación Toxicológica Argentina; la Sociedad Argentina de Medicina Interna General; la Asociación Psiquiatras Argentinos; Proyecto Suma y unidades del Conicet en distintas universidades del país.

Este grupo de profesionales y especialistas en el tema, considera que el “alcohol es adictivo y perjudicial para la salud, y no debe considerarse como un artículo de consumo ordinario o de necesidad, ya que es el principal motivo de consultas de los servicios de emergencia por problemas vinculados al consumo".

En su declaración constitutiva de finales de 2018, EPPICA afirmó, en base a información recolectada en importantes revistas científicas, que “los argentinos presentaron el mayor índice de prevalencia de consumo de alcohol de Suramérica, con una tasa de bebedores que alcanzó al 94% de los hombres, y al 90% de las mujeres (…) Otros estudios demuestran de modo contundente que el consumo de alcohol durante el embarazo es la segunda causa de retraso mental en niños y niñas”.

Asimismo, resulta importante destacar, que en nuestro país a finales de la década del ‘90 se incrementó una nueva modalidad de consumo de alcohol entre los jóvenes, de tipo episódica y excesiva. Hay evidencias científicas de que este tipo de consumo aumenta el riesgo de coma, convulsiones e insuficiencia renal y de daño estructural y funcional del cerebro. Además, aumenta los siniestros viales, la violencia en la vía pública y el sexo sin protección incrementando el riesgo de embarazos no intencionales y de infecciones de trasmisión sexual (VIH, sífilis y hepatitis).

Además, las personas que consumen alcohol de manera episódica y excesiva tienen cuatro veces más probabilidades de desarrollar una dependencia a comparación de otro que se inicia en el consumo de alcohol en la edad adulta.

También desde el punto de vista económico los problemas derivados del consumo de alcohol tienen consecuencias negativas: constituyen el principal factor de riesgo de muerte y discapacidad para las personas de 15 a 49 años. A esto se suman los costos de las violencias, la asistencia sanitaria de quienes sufren los trastornos agudos y crónicos, y las pérdidas financieras y productivas.

Por otro lado, hay evidencia contundente respecto de que el aumento de los impuestos reduce significativamente el consumo de alcohol, constituyéndose en una de las medidas más efectivas para controlar esta problemática y reducir sus consecuencias.

La publicidad también es un factor clave, distintas investigaciones corroboran que por cada publicidad que ven los jóvenes se aumenta en 1 por ciento el número de bebidas que consumen, y por cada dólar de más invertido en publicidad por persona, aumenta en un 3 por ciento el número de bebidas consumidas. La publicidad y el marketing son especialmente difíciles de contrarrestar por los enormes recursos que posee la industria del alcohol.

En función de lo expuesto y siguiendo las recomendaciones desarrolladas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), EPPICA se propone llevar a cabo distintas acciones en relación a las siguientes estrategias:

-Aplicación de políticas contra la conducción bajo los efectos del alcohol.

-Reducir y efectuar un mayor control sobre los puntos de venta.

-Prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio, y la implementación de advertencias sobre el daño a la salud.

-Establecer políticas de precios.

-Incrementar la detección y las intervenciones breves en las consultas de salud.

EPPICA busca consolidarse como una red de referencia para disminuir el consumo excesivo de alcohol, abordándolo como un problema de salud pública, desde una perspectiva integral, intersectorial e interdisciplinaria.

Dentro de sus principales objetivos, se encuentran los de realizar acciones de incidencia sobre la idea de incorporar en las agendas académica, pública y política el problema del consumo de alcohol como un problema a ser resuelto; estableciendo marcos regulatorios basados en la evidencia, tanto a nivel nacional como provincial o local.

Últimas Noticias