Ambiente

Día Mundial del Medio Ambiente: el mensaje de la Defensoría

5 junio, 2021
En 1972, por medio de la Resolución A/RES/2994, las Naciones Unidas designaron al 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente. Allí se exhortó a que en esa fecha "los gobiernos y las organizaciones del sistema” lleven adelante actividades en defensa y mejora del medio ambiente “con miras a profundizar la conciencia ecológica". Es decir que desde su origen quedó claramente establecido que la responsabilidad principal para preservar y mejorar el ambiente recae en los Estados.
  • Ambiente

Las mismas Naciones Unidas establecieron que en este dramático año 2021 la preocupación central debe dirigirse a la "restauración de los ecosistemas”. Por eso este año se lanza el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas.

En efecto, durante los últimos 200 años el ser humano no ha dejado de explotar y destruir los ecosistemas de nuestro planeta. Cada tres segundos se pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol. Durante el último siglo hemos destruido la mitad de los humedales. Ya se perdió el 50% de los arrecifes de coral y se calcula que para el año 2050 habrá desaparecido alrededor del 90% de ellos. La emisión de gases de efecto invernadero aumentó durante tres años consecutivos. Estamos apenas a un paso de un cambio climático potencialmente catastrófico.

A su vez, la aparición de la pandemia por COVID-19 confirmó que el deterioro de los ecosistemas tiene consecuencias catastróficas. Cuando se reduce el hábitat natural de los animales, así como su variedad y cantidad, se crean las condiciones ideales para que los patógenos infecten a los seres humanos. Este deterioro de la biodiversidad no es un fenómeno que solo ocurre en bosques y océanos, sino también en las grandes ciudades contemporáneas como la nuestra.

De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Por eso muchos países están invirtiendo en la protección y restauración de sus ecosistemas, como una de sus estrategias para recuperarse de la pandemia. Asimismo, diversas grandes ciudades llevan adelante programas para proteger los ecosistemas urbanos y mejorar la biodiversidad.

Ante la gravedad de la situación, entonces, este año se da inicio al “Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas”, con el objetivo de prevenir, detener y revertir el daño que el hombre le causa a la naturaleza. Se trata de una tarea global de una escala gigantesca en la cual es necesario reparar miles de millones de hectáreas y lograr que vuelvan plantas y animales al borde de la extinción.

En la Ciudad de Buenos Aires es posible y necesario, en primer lugar, el incremento urgente de los espacios verdes públicos. A su vez, es necesario limpiar la ribera del Río de la Plata y los ríos entubados, sanear el Riachuelo, plantar miles de árboles y reverdecer la ciudad, generar áreas protegidas para la biodiversidad, promover hábitats para especies silvestres en parques, escuelas y distintos espacios públicos, cuidar nuestros humedales urbanos, acudir al uso de calles absorbentes, rehabilitar zonas contaminadas, etcétera. Es necesario, en suma, que el Estado local haga las paces con la naturaleza. Desde la Defensoría del Pueblo exhortamos al GCBA para que se sume activamente al “Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas”.

Últimas Noticias