Desalojo en San Telmo: La Defensoría, presente en la emergencia

12 noviembre, 2014
La Dirección de Emergencias y Contención Psicosocial de la Defensoría se hizo presente en Brasil 441 luego de que se produjera el desalojo de quienes vivían allí.

    Al ingresar en la propiedad, la titular de esa dirección, Sandra Zimmermann, encontró sobre las escaleras que conducen a los varios ambientes a Ricardo Spadaro, quien como miembro del cuerpo de investigación judicial oficial estaba a cargo y coordinando el operativo. También estaba presente personal de la Dirección de Desalojos y de la Dirección de la Comisión de la Vivienda del GCBA.
    En el lugar se encontraba una dotación policial de la Metropolitana que impedía el paso de los que allí habitan. En alguna oportunidad utilizaron la fuerza para no dejar pasar a algunos vecinos que reclamaban que sus hijos se encontraban adentro.
    En el lugar no había personal ni del BAP ni del Ministerio de Desarrollo Social. Según refirió Spadaro, esta situación se debía a que como en ese mismo momento se estaban realizando cuatro desalojos más, habían estado a la mañana relevando pero ya se habían retirado.
    La situación vivida por quienes habitaban el lugar era desesperante si bien Spadaro describió que se estaba desarrollando con natural tranquilidad hasta que llegó personal de la Dirección de Vivienda.
    En todo momento pudo percibirse la falta de organización del operativo pues, si bien casi todas las pertenencias de la gente estaban ya en la calle, muchos de ellos no tenían dónde ir y el subsidio para resolver su situación recién llegaría el 3 y 6 de noviembre.
    Más tarde, se hizo presente en el lugar Viviana Birriel, Defensora oficial quien, junto el equipo de la Defensoría allí presente (Zimmermann, Sol Blasco,  Marisa Tadei, Ana Courtalón, Ignacio Domínguez y Martín Figueredo) , buscó alguna solución pacífica al conflicto.
    El problema fundamental radicaba en que había algunas familias con chicos que no tenían dónde ir, y tampoco querían ir a los paradores que el Ejecutivo local les proveía con el inconveniente de que hasta el 3 ó 6 de noviembre no cobrarían el ya mencionado subsidio.
    Finalmente, luego de horas de negociación personal y telefónica, personal del GCBA se comprometió en adelantar el pago del subsidio para el 31 de octubre.

    Últimas Noticias