Vivienda

Restablecen el servicio eléctrico a 500 familias de Lugano

21 agosto, 2014
Luego de la intervención de la Defensoría, la empresa Edesur restituyó el servicio eléctrico a tres asentamientos del barrio de Villa Lugano donde viven unas 500 familias.
  • Vivienda

Vecinos de los asentamientos San Pablo, San Cayetano y Santa Lucia denunciaron en la Defensoría del Pueblo la falta del servicio eléctrico que afectaba a unas 500 familias. Asimismo manifestaron que, pese a haber realizado reiterados reclamos en distintos organismos públicos y privados, no obtuvieron ninguna respuesta.
Ante esta situación, integrantes de la Dirección de Vivienda y Hábitat del organismo efectuaron una serie de relevamientos en los asentamientos mencionados, ubicados en la calle Santander al 6000, linderos con la Villa 15 en el barrio de Villa Lugano. Estos asentamientos se encuentran sobre tierras del Estado Nacional y se conformaron aproximadamente en el año 2007.
Los relevamientos destacaron que las deficientes condiciones edilicias de estos asentamientos (viviendas construidas a lo largo de pasillos de no más de un metro de ancho, en su mayoría de dos plantas y sin ventanas) y el uso continuo de velas exponían a un riesgo inminente a sus habitantes.
Además, se identificaron algunos hechos y obstáculos ocasionados por el corte del servicio, entre ellos: bebes, niños y adultos mayores debían trasladarse -en un promedio de 8 cuadras- sistemáticamente para realizarse atenciones rutinarias como por ejemplo nebulizaciones; se produjeron 2 principios de incendio producto del uso de velas; se detectaron caídas por escalera de un niño y una adulta mayor; se produjo la reinternación de un niño por la falta de condiciones lumínicas que impedían su recuperación en el hogar; dificultades para los niños en edad escolar ante la necesidad de realizar sus tareas escolares; cambio en los hábitos alimentarios ante la imposibilidad de mantener los alimentos debidamente refrigerados; perjuicios en la economía doméstica ante la obligación de realizar compras diarias de comestibles, sin posibilidad de preservar excedentes; mayor exposición a hechos delictivos por falta de iluminación en los pasillos produciéndose la sustracción de diversos elementos. En este sentido, algunos vecinos manifestaron haber sido victimas de personas que les solicitaron entre $900 y $1.800 para realizar conexiones irregulares que les permitiera nuevamente contar con el servicio eléctrico.
En virtud de esta problemática, desde la Subsecretaria de Derechos Sociales y la Dirección de Vivienda y Hábitat se realizaron gestiones tendientes a revertir la situación de riesgo y precariedad. Se mantuvieron reiterados contactos y reuniones con funcionarios de Edesur y de la Unidad de Gestión e Intervención Social del Gobierno de la Ciudad para delimitar las responsabilidades respectivas y establecer las intervenciones correspondientes que permitieran brindar una solución inmediata.
Ante la emergencia, la alternativa transitoria y factible consensuada fue la provisión de generadores con la capacidad suficiente que permitiera el retorno a un servicio eléctrico de prestación mínima.
Posteriormente y a raíz de las dificultades que se presentaban para la obtención y traslado de un generador en forma inmediata, esta Defensoría requirió a la máxima autoridad de Edesur la resolución urgente. Luego de este pedido, la empresa Edesur proveyó en acuerdo con la Unidad de Gestión de Intervención Social los generadores necesarios.
Finalmente, después de 30 días sin servicio y a 10 días de que la Defensoría interviniera en la denuncia, se logró restituir a las 500 familias afectadas el derecho a un servicio eléctrico básico.
La Dirección de Vivienda y Hábitat continuará con las gestiones para la instalación de un Centro de Transformación que permitirá una accesibilidad definitiva y sustentable a la red de distribución de energía eléctrica.

Últimas Noticias